Osteópata en Málaga » Rafa García Osteópata
13396
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-13396,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Osteópata en Málaga

Rafa García Aguado

Tienes buenas manos… podías hacer un curso de masaje…

Rafa García Osteópata

Mi nombre es Rafa y esta historia comienza con una frase: “Tienes buenas manos,…podías hacer un curso de masaje…”, esto ocurrió a principios de verano del año 2003, y como soy una persona con mucha curiosidad por temas muy diversos, es mismo otoño, me apunté a mi primer curso, el de Quiromasaje, con la única expectativa de aprender y disfrutar sin mayores pretensiones.

De aquel primer curso recuerdo esa sensación un poco de pudor de tocar y que te toquen personas desconocidas, la dificultad del estudio de la anatomía, aunque con un profe que lo hacía desde el humor con clases amenas, no recuerdo su nombre pero sí que era enfermero en un hospital y mago en sus ratos libres!

Pero esto fue solo el comienzo, lo que sentí a las pocas semanas de comenzar este primer contacto con las “terapias alternativas”, es que me habían “atrapado”, tenía la sensación de que había comenzado un camino que ya no iba a abandonar, y así ha sido hasta ahora.

No habiendo terminado aun el año escolar, ya estaba pensando en que estudiaría el año siguiente, y siguiendo mi curiosidad me apunté a mi primer curso de Reflexología Podal, siempre me había visto mis pies poco agraciados, largos y muy estrechos, una vez terminada esta primera formación en Refle, mi mirada hacia ellos fue con mucho más cariño. Fue toda una experiencia, por el aprendizaje de una técnica milenaria, por mis profes y el cariño con que me enseñaron, por sentir cómo cambian los pies (los míos y los de las demás compañeras)después de las semanas de practicar sobre ellos, el profundo relax y las magnificas siestas, cuando te tocaba tumbarte en la camilla y cuando salías a la calle el ir fijándote en los pies de todas las personas con que te cruzabas.

Los años continuaron y después formación en Herbodietetica, curso de Reflexología Superior, Osteopatía Sacro-Craneal y talleres y módulos de diferentes disciplinas; Cromoterapia y Colorpuntura, Masaje Metamórfico, Vendaje Neuromuscular, y Medicina China y Terapia Floral, para terminar después de muchas vueltas e indecisiones, con la formación completa en Osteopatía superior.

Mi método de trabajo

Osteópata en Málaga

Quiero hablaros de mi método de trabajo, lo primero en que quiero incidir es que, para mí se trata de un trabajo no solo a nivel físico, sino que la parte emocional de la persona, tiene tanta importancia como la parte corporal, una persona es su cuerpo, sus emociones y sus sentimientos, además debemos tener en cuenta que nuestras emociones, afectan a nuestro estado físico, de hecho en muchos casos, ciertas contracturas, tensiones físicas o dolores , se generan por la somatización de ciertas emociones y el estrés, por ejemplo.

Teniendo en cuenta lo dicho en el párrafo anterior, cuando una persona entra en mi sala de trabajo, a la hora de decidir qué tipos de técnicas utilizar para su caso en particular, tengo en cuenta tanto el estado físico, cómo su postura corporal (da mucha información) y lo que responde a las preguntas que hago, sobre todo en la primera sesión, que son tanto de nivel físico, como de hábitos y también para que me dé información de su estado emocional. En la primera sesión, siempre dedico unos cuantos minutos, que pueden variar entre los 10-20, a esta pequeña entrevista, y este tiempo no irá en perjuicio del tiempo de trabajo en la camilla, que será de aproximadamente una hora.

Me gustaría añadir para continuar, que me adapto a la edad y el estado físico actual de la persona, he tratado personas de todas las edades desde los 14 años hasta más de 80, gente de diferentes profesiones y con diferente tono muscular y hábitos muy diferentes, cómo todos los profesionales utilizo protocolos de trabajo , pero adapto el trabajo de cada sesión dependiendo de lo que considere necesario, y mezclando en muchas ocasiones técnicas de diferentes disciplinas (Osteopatía con Drenaje, o Quiromasaje con Reflexología, por poner algunos ejemplos).

¡ Gracias !

Durante todos estos años de formación y de trabajo me he cruzado con muchos profesionales, y me gustaría darles las gracias, a José Antonio Suances (y su equipo de trabajo) que me enseñó los primeros fundamentos, a Petra y Gema Almazán, por hacerme ver la importancia de los pies y a verlos de otra manera para siempre y por la confianza y cariño que siempre me han dado, a Pepe Salgado que siempre me animo a que me lanzara a la aventura profesional, a Jesús de Miguel por la pasión y todos los conocimientos transmitidos, a Jesús Serrano por la paciencia para enseñar y corregir, a Gregorio Moreno por su exigencia que tanto me ayudo, a David García primero cómo compañero y luego como maestro, a Eduardo de Miguel , por su paciencia para que entendiera el funcionamiento visceral de la osteopatía y a Juan Sevilla por siempre estar atento y corregirnos con buen humor, a Paula Yáñez, por hacernos más fácil muestro primer contacto con los casos prácticos, a Marta por ayudarme y centrarme tantas veces ,Eva Guerra por su insistencia en la importancia de un diagnostico exhaustivo, y a Eva Rodríguez por hacer la fisiología amena, a Raúl Martin por darle un enfoque imaginativo y más atractivo a la anatomía, seguro que me dejo algunas más, a todas ellas GRACIAS!

He agradecido a mis maestros, pero también quiero agradecer a todas las personas que alguna vez se han puesto en mis manos dándome su confianza porque de todas ellas he aprendido, sus músculos y articulaciones han afinado mi sensibilidad, mi tacto y mi habilidad y hacen que día a día continúe aprendiendo.