OSTEOPATÍA INTEGRAL » Rafa García Osteópata
16396
post-template-default,single,single-post,postid-16396,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

OSTEOPATÍA INTEGRAL

OSTEOPATÍA INTEGRAL

SÍNDROME DEL PIRAMIDAL O FALSA CIÁTICA

El Síndrome del Piramidal se manifiesta  con un dolor y un adormecimiento y hormigueo en la zona de los glúteos, donde se sitúa el músculo piramidal, y se da por la presión que ejerce el músculo piramidal sobre el nervio ciático.

Antes de continuar expliquemos qué es y dónde se sitúa el músculo Piramidal. Este músculo pertenece al grupo de lo músculos rotadores externos de la cadera y se sitúa en la Pelvis, sus puntos de inserción son, por un lado la cara externa del Sacro y en su otro vértice inserta en la parte superior del Fémur, por encima de su Trocánter mayor se sitúa en la zona glútea más profundo que el glúteo mayor por lo tanto el acceso para poder tocarlo tendría que ser a través del musculo glúteo mayor, el Piramidal es un músculo par, es decir está a ambos lados del Sacro.

El nervio Ciático en su recorrido desde su origen en la Columna Lumbar, pasa por debajo del músculo Piramidal y si éste está acortado o contracturado puede presionar el ciático produciendo  sensación de dolor y hormigueo en la zona y pudiendo irradiar hacia la parte posterior del muslo, área donde se sitúan los músculos Isquiotibiales.

Una  forma  de distinguir entre una Ciática como tal y el Síndrome del Piramidal es observar el área a la que afecta el hormigueo o adormecimiento, si este adormecimiento se siente a lo largo de toda la pierna por debajo de la rodilla, incluso llegando a los dedos de los pies, estaríamos hablando de una Ciática o irritación del nervio Ciático. Sin embargo, si ese hormigueo solo se produce en la región glútea y a lo sumo a la parte posterior del muslo, es muy probable que esté producida por la presión del músculo Piramidal sobre el nervio ciático.

Los signos y síntomas  principales de este síndrome además del hormigueo serían  sensibilidad o dolor en la zona glútea y dolor al sentarse que se puede acentuar al estar sentado tiempo prolongado.

Desde la Osteopatía, se utilizan diversas herramientas para paliar y solucionar los efectos de esta dolencia, como trabajo fascial en la zona afectada y áreas influidas, como zona lumbar y áreas del muslo, principalmente las posteriores con estiramientos y con técnicas de inhibición además del piramidal, de otros músculos como los Cuadrados Lumbares o los Glúteos Mayores, entre otras técnicas.

REFERENCIAS:

-Medline Plus  (artículo Síndrome Piriforme)

-Calais-Germain Blandine, 2012, Anatomía para el Movimiento, Editorial La Liebre de Marzo.